Lo Más RecienteNacionales

Jefa del clan Montes Bobadilla se declara culpable de narcotráfico

Herlinda Bobadilla se declaró culpable de participar en una conspiración a gran escala para traficar cocaína para importarla a los Estados Unidos.

El 26 de julio del presente año, Bobadilla fue extraditada solicitada por Estados Unidos, por el delito de narcotráfico.

Bobadilla fue detenida el pasado 15 de mayo en una montaña de Colón. Ese mismo día compareció a la primera audiencia ante el juez de extradición y quedó con arresto provisional en el cuartel Cobras.

Será sentenciada en marzo

Está previsto que Herlinda Ramos-Bobadilla sea sentenciada el 28 de marzo de 2023. Se enfrenta a una pena mínima obligatoria de prisión de 10 años y una pena máxima de cadena perpetua. 

Las sentencias reales por delitos federales suelen ser inferiores a las penas máximas. Un juez de un tribunal de distrito federal determinará cualquier sentencia después de tener en cuenta las pautas de sentencia de EE UU y otros factores legales.

Jessica D. Aber, Fiscal Federal para el Distrito Este de Virginia, y Jarod Forget, Agente Especial a Cargo de la División de Washington de la Administración para el Control de Drogas, hicieron el anuncio luego de que la Juez Federal de Distrito Leonie M. Brinkema aceptara la declaración de culpabilidad.

La Policía del Estado de Virginia, la Oficina Local del FBI en Washington, las Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés)  del Distrito Medio de Florida y el Distrito Sur de Florida. También se brindó asistencia por parte de la Policía Nacional de Honduras.

Los fiscales federales adjuntos Thomas W. Traxler, Anthony T. Aminoff y James L. Trump del Distrito Este de Virginia y los abogados litigantes Douglas Meisel y Janet Turnbull de la Sección de Narcóticos y Drogas Peligrosas de la División Criminal están procesando el caso. La Oficina de Asuntos Internacionales del Departamento de Justicia brindó asistencia sustancial para asegurar el arresto y la extradición de Ramos-Bobadilla. 

Este caso está siendo investigado como parte de la Operación Harpoon del Grupo de Trabajo para el Control de Drogas y el Crimen Organizado (OCDETF, por sus siglas en inglés). OCDETF identifica, interrumpe y desmantela a los narcotraficantes, lavadores de dinero, pandillas y organizaciones criminales transnacionales de más alto nivel que amenazan a los Estados Unidos mediante el uso de un enfoque de múltiples agencias dirigido por fiscales e impulsado por inteligencia que aprovecha las fortalezas de los organismos federales, organismos estatales y locales encargados de hacer cumplir la ley contra las redes criminales.

El clan

Según documentos judiciales, desde 2006 hasta 2015, Erlinda Ramos-Bobadilla, alias Herlinda Bobadilla o Chinda, de 62 años, se desempeñó como líder de la organización de narcotraficantes Montes-Bobadilla, o “Los Montes”, uno de los cárteles de la droga más grandes de Estados Unidos. Honduras.

Los Montes tenían su sede en el pueblo de Francia, en el Departamento de Colón, en la costa nororiental de Honduras. Allí, la organización recibía envíos marítimos y aéreos clandestinos de cocaína desde fuentes en América del Sur. Los envíos individuales de cocaína generalmente transportaban cientos y, a veces, más de mil kilogramos de cocaína. Después de recibir un cargamento de cocaína, Los Montes trabajó con otros traficantes de drogas para transportar la cocaína tierra adentro a través de Honduras hacia Guatemala y, eventualmente, México, donde la cocaína luego sería importada y distribuida dentro de los Estados Unidos.

“El cártel de Los Montes, bajo el liderazgo de la acusada y su familia, traficó miles de kilos de drogas ilícitas y cometió atroces actos de violencia, incluido el asesinato, provocando una devastadora ola de miedo y destrucción que repercutió desde Honduras hasta los EE. UU.” dijo Jessica D. Aber, Fiscal Federal para el Distrito Este de Virginia. 

“Mi agradecimiento a todos nuestros fiscales y socios encargados de hacer cumplir la ley que trabajan incansablemente para desmantelar peligrosas organizaciones de narcotraficantes, como Los Montes, que ponen en riesgo tantas vidas inocentes. Este esfuerzo es un mensaje para aquellos que continúan operando estos cárteles: no están por encima de la ley y no están fuera de nuestro alcance”, señaló.

“Los procedimientos de hoy demuestran el compromiso de la DEA de responsabilizar a los delincuentes violentos, nacionales y extranjeros, que trafican drogas mortales en nuestro país y ponen en riesgo a nuestras familias. El Cartel de Los Montes era una organización viciosa de tráfico de drogas que envenenaba a nuestros ciudadanos y se involucraba en la violencia para sacar provecho del tráfico de drogas. Nuestro mensaje a los líderes de las organizaciones criminales es claro, no flaquearemos hasta que se erradique la distribución de drogas y la violencia relacionada con ella”, dijo Jarod Forget, agente especial a cargo, División de la DEA en Washington.

Los Montes era una organización familiar. El esposo de Ramos-Bobadilla era el líder de la organización y ella trabajaba de cerca con él en su negocio de tráfico de cocaína. Cuando su esposo murió en 2010, su hijo, Noe Montes-Bobadilla, asumió el control de la organización. Ramos-Bobadilla continuó sirviendo como líder dentro de la organización. Junto con sus otros hijos, Ramos-Bobadilla y Noe Montes supervisaron todos los aspectos de las operaciones de tráfico de cocaína de la familia.

Ramos-Bobadilla desempeñó un papel de liderazgo activo en el clan de  Los Montes. Entre otras responsabilidades, participó en la negociación de transacciones de cocaína con otros narcotraficantes en América Central y del Sur, administró las ganancias que la organización obtuvo de la venta de cocaína y, en ocasiones, pagó a las fuentes de suministro de la cocaína que compraba Los Montes. Ramos-Bobadilla empleó a personas armadas para trabajar bajo su dirección y control, incluso brindando seguridad para ella y sus envíos de cocaína.

Ramos-Bobadilla también participó en la obtención, planificación y organización de actos de violencia, incluidos asesinatos, en apoyo de la conspiración. Por ejemplo, Los Montes y otras organizaciones narcotraficantes hondureñas conspiraron para financiar el asesinato del jefe de la agencia antidrogas de Honduras, en diciembre de 2009.

Asimismo, ayudó a conseguir la participación de Los Montes en el financiamiento de ese asesinato. Junto con su hijo, Noe Montes y, con la ayuda de otro narcotraficante, Ramos-Bobadilla también participaron en la coordinación y dirección del asesinato de una residente permanente de los Estados Unidos en Tocoa, Honduras, en junio de 2013 porque creían que ella era un informante del gobierno de estadounidense.

Además, de su participación en estos actos de violencia, Ramos-Bobadilla participó en sobornos para promover la conspiración. Ramos-Bobadilla y sus cómplices hicieron pagos a funcionarios públicos en Honduras, incluidos policías y otros funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, para facilitar y proteger las operaciones de tráfico de drogas de la familia.

El 8 de octubre de 2015, Ramos-Bobadilla y cinco co-conspiradores fueron acusados formalmente de conspiración para distribuir cinco kilogramos o más de cocaína para su importación a los Estados Unidos. Tres de los coacusados de Ramos-Bobadilla han sido condenados y sentenciados en este caso.

Noe Montes-Bobadilla se declaró culpable en noviembre de 2018 y fue sentenciado a 37 años de prisión en abril de 2019, Arnulfo Fagot-Maximo fue condenado por un jurado en diciembre de 2018 y sentenciado a 33 años de prisión en mayo de 2019, y José del Transito García-Teruel se declaró culpable en junio de 2021 y fue condenado a 13 años de prisión en febrero de 2022.

Un coacusado, Tito Montes-Bobadilla, también conocido como Alejandro Montes-Bobadilla o Pimpi, falleció en el operativo de captura.

El coacusado restante, Juan Carlos Montes-Bobadilla, alias Mono, sigue prófugo en este caso. El Departamento de Estado de los Estados Unidos ofrece una recompensa de hasta $5 millones por información que conduzca al arresto y/o condena de Juan Carlos Montes Bobadilla . Se presume inocente hasta que se pruebe su culpabilidad más allá de toda duda razonable en un tribunal de justicia.

Una copia de este comunicado de prensa se encuentra en el sitio web de la Oficina del Fiscal Federal para el Distrito Este de Virginia. La información y los documentos judiciales relacionados se encuentran en el sitio web del Tribunal de Distrito para el Distrito Este de Virginia o en PACER buscando el Caso No. 1:15-cr-290.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button